Contenido ofrecido por:

Cómo cuidamos la nutrición de nuestros futbolistas

Cada semana, nuestros especialistas programan la alimentación de los futbolistas de la SD Huesca en función de la carga de trabajo y de las características de cada jugador

Cada día somos más conscientes de la importancia que tiene la alimentación sobre nuestra salud y la cuidamos más. Hoy en día, hay mucha investigación dentro de la medicina deportiva, concretamente enfocada al fútbol, y está en constante evolución. Hace años que se están explorando nuevos caminos y se abren nuevas vías de estudio de parámetros de rendimiento. Por ejemplo, en los futbolistas, se puede medir qué clase de sustrato o combustible están usando para saber qué dieta es mejor para reforzar un tipo de metabolismo u otro.

En la SD Huesca, todas las semanas nuestra médico deportivo especialista en nutrición, Anna Carceller, se reúne con el preparador físico, David Porcel, para saber cuál va a ser el plan de ejercicios de la semana siguiente, ya que hay que tener en cuenta, para programar su alimentación, cuál va ser la carga de entrenamiento que van a tener los jugadores, a que intensidades van a trabajar, si hay algún lesionado que va a entrenar aparte, etc.

En función de todo esto, los viernes se diseñan los menús con los cocineros, Samuel Allué y Javier Navarro, para la próxima semana. La cantidad de alimento que se les programa para cada semana a los jugadores depende de las características de cada uno de ellos, de los cálculos obtenidos del GPS que llevan individualmente, de los entrenamientos que van a realizar esa semana y de si han jugado o no.

Durante el año se divide la nutrición en dos etapas. Por un lado, pretemporada, donde mayoritariamente prima el trabajo físico. Y por otro lado, la temporada en sí, donde la competición cambia el enfoque. También varía dependiendo de cómo se encuentra el jugador, si está en un estado óptimo de composición corporal o si viene un poco pasado de peso o grasa, siendo estos factores los más condicionantes a la hora de realizar la dieta. Lo más importante para programar una dieta y que funcione es personalizarla lo máximo posible.

El régimen de nuestros jugadores lo componen alimentos muy variados: vegetales, proteínas, hidratos de carbono y grasa saludable, y se evita cualquier tipo de azúcar o procesados. La dieta cada día es diferente y depende de las cargas de trabajo; no es lo mismo si van a entrenar o es un día de descanso, día de recuperación o postpartido. También se tiene en cuenta que se va a hacer el día de antes y el posterior. Además, para que sus dietas sean lo más precisas posibles, se les realiza pruebas metabólicas para averiguar si están quemando hidratos o grasa mientras hacen ejercicio y a qué intensidad.

Los alimentos que componen el régimen cambian en función al ejercicio que van a realizar. Por ejemplo, comer hidratos por la noche  en un día de prepartido es fundamental. Otro caso sería un día que no tienen mucha carga, entonces se tiende a la verdura, salmón, pollo, ensalada y fruta. También la cocción es importante ya que, en general, se tiende a cocinar más a la plancha y al horno.

Sin embargo, en una jornada con mucha carga abundan los alimentos como el arroz, la pasta, la patata, el boniato, entre otros. Si el día de antes del descanso ha habido competición y hay que priorizar la recuperación, se seleccionan hidratos de carbono aunque la carga de entrenamiento fuera baja. Lo fundamental a la hora de programar la dieta es entender cuáles son las necesidades del jugador dependiendo de su estado físico y del ejercicio diario que realizan.

Uno de los aspectos a los que se le está dando mucha importancia es a la estética de los platos, ya que cuanto más llamativos y bonitos sean, más apetecibles serán. La presentación de los alimentos se va modificando, por ejemplo, los garbanzos se pueden cocinar de una forma clásica como un potaje o variar con hummus o ensaladas tibias. Si un día se programa arroz con pollo se puede hacer más atractivo en forma de poke bowl añadiéndole un par de ingredientes diferentes y queda un plato muy llamativo. Asimismo, se tiende a que haya variedad y un uso del producto natural, como es el caso de los batidos de recuperación, que son de diferentes sabores y naturales, preparados por nuestros cocineros.

Ahora para las fiestas navideñas su dieta es más laxa, son los propios deportistas quienes deciden qué comer, ya que tienen los conocimientos necesarios para saber  que dieta deben seguir y disponen de muy pocas comidas libres. Además, según la médico del club: “la nutrición es un trabajo de fondo, no depende de lo que comas un día en concreto”.

En el club oscense damos mucha importancia a esta área, tanto es así que se está reformando la cocina y el comedor y se ha añadido a la plantilla un chef más.

Con la Covid ha cambiado el funcionamiento del comedor, ahora se preparan las raciones de la comida y cena para que se las puedan llevar a casa. Antes de la pandemia, el desayuno y la comida se realizaban en el estadio y la cena se recogía para consumir en su propio domicilio.

Además, el equipo ha ido realizando actividades paralelas relacionadas con la alimentación, como showcookings o talleres de cocina, con el fin de que los jugadores tengan interés por la cocina, aunque nuestra plantilla está muy concienciada e interesada con este tema.

CONTENIDO OFRECIDO POR: