Contenido ofrecido por:

¿Cuántos kilómetros separan Huesca de Valencia? ¿Y en centímetros? ¿Qué río baña la ciudad de destino? Estás son algunas de las cuestiones a las que responderán los alumnos de 5º de primaria del colegio CEIP Santos Samper de Almudévar en la semana previa al enfrentamiento entre la SD Huesca y el Valencia CF. Y es que, en el centro escolar de este pueblo altoaragonés, el profesor Juan Carlos Esteban ha encontrado la forma perfecta de que sus alumnos repasen sin esfuerzo las diferentes asignaturas: ligando los ejercicios a los desplazamientos que realiza la SD Huesca dentro del calendario de la competición.

Y es que la máxima de “la letra, con sangre entra” hace tiempo que quedó en el olvido, como lo respalda Esteban y las conclusiones de su trabajo. “Hace dos años, con el primer ascenso a Primera División del equipo, y con toda la euforia que se generó en la provincia, ya puse en marcha este método con los entonces alumnos de 5º. Enfocamos el trabajo curricular a través de los desplazamientos del equipo, de una manera que resulten atractivos y enganchen a los niños, por encima de si el alumno es aficionado al fútbol o no, sino como una forma de dar una aplicación y un enfoque más práctico a todo lo que se plantea en el aula”, explica el profesor, que ahora, con el nuevo ascenso y el cambio de ciclo de los escolares, vuelve a ponerlo en marcha.

Con el calendario de la SD Huesca sobre la mesa, cada dos semanas -el tiempo habitual entre cada partido como visitante-, se va creando un cuaderno de ejercicios de carácter “totalmente abierto”, estableciendo la combinación perfecta entre la teoría que marca el programa educativo y la actualidad del equipo. “Por ejemplo, repasamos los periódicos llevando a cabo análisis de la asignatura de lengua con los titulares, pero también aspectos como las lesiones nos ayudan a estudiar el aparato locomotor o incluso hemos repasado los tipos de ángulos viendo la posición de los brazos en fotos de partido”, apunta Esteban.

Alumnos que cursaban 5º hace dos años, al finalizar el curso.

Después de hacer la evaluación inicial del curso con la visita al Villarreal, y en pleno proceso de trabajo sobre el viaje a Valencia de la tercera jornada; ahora aprovechan el parón por las selecciones para ponerse al día con el desplazamiento a Elche. Además, para los próximos encuentros añaden ejercicios de inglés, al incorporarse al proyecto también el profesor de inglés, David Climent, y Paula González, de francés, buscando la forma de integrar en esta peculiar hoja de ruta el aprendizaje del idioma.

Con muchos meses por delante y muchas ciudades por visitar y ejercicios que realizar, el espíritu de no reblar se contagia del césped a las aulas gracias a un profesor con una vocación sobresaliente y unos niños con ganas de aprender. ¡Estamos seguros de que todos conseguiremos nuestros objetivos!